viernes, 1 de mayo de 2015

Volviendo... aunque nunca me fui.


Empezó 2015 y ya estamos casi a la mitad. Los meses se me pasaron volando y no tuve oportunidad de frenar y dedicarle tiempo a mi pequeño espacio en el mundo de la cocina, mi querido blog, mi BeeMyChef.

No escribí, es cierto. Pero nunca abandoné la cocina. Nunca dejé de encontrar el momento para entregarme a preparar alguna receta improvisada o alguna más elaborada. También estuve viajando y probando cosas nuevas, sabores que me hicieron volar más lejos.

Y acá estoy de vuelta. Mi propósito, el mismo desde que comencé a escribir en 2009: transmitir lo que la cocina me hace sentir, invitar a más personas a probar cocinar para dar amor, del de verdad.

Uno de los primeros experimentos que hice este año fue en el campo, un día después del cumplaños de Marcos, mi hijo mayor. Había preparado un bizcochuelo básico con dulce de leche para festejar pero, como estábamos sólo nosotros, después de un par de días aún sobraba bizcochuelo. No soy de las que tiren comida por lo que al ver que el bizcochuelo ya no tenía adeptos, opté por transformarlo en un exquisito budín de pan. ¿Resultado? No quedó ni una miga. Espectacular.


Ingredientes
500gr de bizcochuelo de vainilla (puede estar relleno con dulce de leche)
1 litro de leche tibia
Ralladura de un limón
6 huevos
200gr de azúcar

Caramelo
1 taza de azúcar

Procedimiento
Romper el bizcochuelo en trozos pequeños con las manos y colocarlo en un bowl. Verter la leche en el bowl y mezclar con una cuchara de madera. Dejar descansar durante 1 hora.
Colocar 1 taza de azúcar en una flanera de metal de 30cm de diámetro. Colocar la flanera sobre el fuego de la hornalla y calentar el azúcar hasta que la misma se transforme en caramelo. Con mucho cuidado, girar el molde para que los lados y el centro se cubran de caramelo. Una vez cubierto el interior, retirar del fuego y reservar.

En otro bowl colocar los huevos y el azúcar. Batir hasta conseguir una textura espumosa. Agregar la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezclar.
Mezclar la leche con el bizcochuelo para integrar. Agregar la mezcla de huevo y batir nuevamente.

Verter la mezcla final en la flanera. Colocar el budín a baño maría en horno a temperatura moderada durante 1 hora. 

Retirar del horno, y dejar enfriar al menos 2 horas antes de desmoldarlo.

Tips BeeMyChef
El budín de pan tradicional se hace con pan e molde sin corteza. Se puede reemplazar los 500gr de bizcochuelo por 500gr de pan de molde.

Se puede incorporar pasas de uva remojadas en ron. En general los chicos prefieren sin, por eso esta versión no las incluye. :)

Para servirlo, en Argentina solemos acompañarlo con una cucharada de dulce de leche. Empalagoso pero espectacular.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Tarta de champignones y hongos portobello



Ana ya empezó a comer cualquier cosa por lo que cocinar se ha simplificado ya que no tenemos que hacer la "papilla" insípida todos los días. Pero las cosas no podían ser tan simples, obvio. A Ana le gusta comer sola y con las manos, así que a falta de papillas, tenemos que buscarle la vuelta para que logre comer sola sin tirar toda la comida al piso en el intento.


¿La solución? Transformar todo lo que comemos en tartas, empanadas o canastitas. :) Así come de todo: brócoli, tomates, espárragos, jamón, queso, espinacas y, como no, ¡hongos! Sí, le encantan los hongos así que hoy cociné una tarta espectacular de champignones y hongos portobello. Les comparto la receta, anímense a prepararla. ¡Es exquisita!

Ingredientes
Masa
1 taza de harina 0000
25g de manteca blanda cortada en cubitos pequeños
2 cdas de aceite de oliva
1 huevo
sal y pimienta negra a gusto
1 cda de semillas de amapola
agua (cantidad necesaria)

Relleno
250g de champignones
100g de hongos portobello
4 cebollas de verdeo chicas
3 cebollines
1 diente de ajo
1 ramita de apio sin hojas
150g de queso fynbo rallado
50g de queso parmesano rallado
3 huevos
2 cdas de queso crema
aceite de oliva
sal y pimienta negra a gusto

Procedimiento
Masa: colocar la harina en un bowl en forma de corona. En el centro, colocar el huevo, aceite de oliva, manteca, sal, pimienta y semillas de amapola. Mezclar los ingredientes con las manos, desmenuzando la manteca e integrando todo. Si la mezcla está seca, agregar agua de a cucharadas, amasando cada vez hasta obtener una masa lisa y suave. Hacer un bollo, cubrir con papel film y dejar descansar durante 15min.
Luego, estirar la masa con un palo de amasar y cubrir el fondo de un molde de tarta de 25cm de diámetro. Reservar en la heladera.

Relleno: 
En una olla rehogar la cebolla, cebolla de verdeo, ajo y apio picados, en aceite de oliva. Reservar.
Limpiar los champignones y hongos portobello con un repasador para quitarles la tierra que puedan llegar a tener. Filetear en rodajas de medio centímetro de espesor. Calentar una sartén con aceite de oliva y dorar los hongos y champignones. Reservar.

En un bowl, colocar la mezcla de cebolla y los hongos cocidos. Agregar los huevos, queso crema, los quesos rallados (reservando un puñado de queso parmesano para espolvorear por encima), sal y pimienta. Mezclar con cuchara de madera cuidando de no romper los hongos.

Retirar la tartera de la heladera y verter la mezcla en el molde. Espolvorear con queso parmesano rallado.
Cocinar en el horno a 240°C durante 30min o hasta que se dore bien.

Retirar del horno, desmoldar y dejar reposar durante 10min. antes de servirla.


Tips BeeMyChef
Se le puede agregar panceta ahumada a la tarta. Para hacerlo, tienen que agregarla al momento de rehogar las cebollas.

Nunca mojen los champignones o los hongos para lavarlos ya que absorben mucho el agua y luego mojarán la tarta.

Yo siempre sejo reposar la tarta sobre una rejilla para que la base quede bien seca.