sábado, 20 de junio de 2015

¡Viva la pepa!


Las pepas son muy populares en Argentina. Se comen para acompañar las tardes con mate o café con leche. Son galletas dulces que se decoran en el centro con dulce de membrillo. Si bien son bastante simples, cada vez es más difícil encontrar pepas livianas y sabrosas. Lo más común cuando se compran, es que sean pesadas y secas.

En casa hace casi dos años que dejamos de comprar galletas en el supermercado. En su lugar comemos budines, muffins, y galletas caseras. Cuando no tengo ganas de cocinar, simplemente compro pan en la panadería, jamón y queso. Mucho más sano.

Hace un par de meses a Simón se le antojaron pepas y me pidió prepararlas. Buscando en mis libros de recetas encontré una de Dolli Irigoyen que me encantó. Ya la prepará varias veces y es infalible. Se las comparto para que se animen a prepararlas. ¡Estas sí que son pepas de verdad! ¡Que viva la pepa!

Ingredientes - salen 30 pepas aprox.
180gr de harina 0000
60gr de almidón de maíz
120gr de manteca pomada
120gr de azúcar impalpable
1 cdta. de polvo de hornear
2 yemas
1 cdta. de esencia de vainilla
200gr de dulce de membrillo

Procedimiento
Con una cuchara de madera, batir la manteca junto con el azúcar impalpable hasta obtener una mezcla cremosa. Agregar las yemas y la esencia de vainilla y mezclar nuevamente.

Tamizar la harina, el almidón de maíz y el polvo de hornear. Incorporar a la mezcla de manteca integrando suavemente con las manos. Amasar hasta obtener una masa lisa. Formar un bollo y envolver la masa con film. Dejar reposar en la heladera durante 30min.

Enmantecar una placa de horno. Precalentar el horno a 180°C.

Formar bolitas del tamaño de una nuez pequeña con la masa. Aplastar cada bolita levemente con el dedo y hacer un huequito en el centro (no muy profundo). Rellenar cada pepa con una cdta. de puré de dulce de membrillo. Colocar cada pepa sobre la placa de horno. Dejar espacio entre ellas ya que aumentarán levemente de tamaño.

Hornear durante 25min hasta que tengan un tono dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de servir.

Tips BeeMyChef
El dulce de membrillo se calienta muchísimo al cocinar la pepas. Esperar a que se enfríen para evitar quemarse al comerlas.

Se puede reemplazar la esencia de vainilla por ralladura de limón. Quedan muy ricas y frescas.

Si no tienen dulce de membrillo, se pueden rellenar con cualquier mermelada firme que tengan: ciruelas, duraznos, guayaba.



viernes, 1 de mayo de 2015

Volviendo... aunque nunca me fui.


Empezó 2015 y ya estamos casi a la mitad. Los meses se me pasaron volando y no tuve oportunidad de frenar y dedicarle tiempo a mi pequeño espacio en el mundo de la cocina, mi querido blog, mi BeeMyChef.

No escribí, es cierto. Pero nunca abandoné la cocina. Nunca dejé de encontrar el momento para entregarme a preparar alguna receta improvisada o alguna más elaborada. También estuve viajando y probando cosas nuevas, sabores que me hicieron volar más lejos.

Y acá estoy de vuelta. Mi propósito, el mismo desde que comencé a escribir en 2009: transmitir lo que la cocina me hace sentir, invitar a más personas a probar cocinar para dar amor, del de verdad.

Uno de los primeros experimentos que hice este año fue en el campo, un día después del cumplaños de Marcos, mi hijo mayor. Había preparado un bizcochuelo básico con dulce de leche para festejar pero, como estábamos sólo nosotros, después de un par de días aún sobraba bizcochuelo. No soy de las que tiren comida por lo que al ver que el bizcochuelo ya no tenía adeptos, opté por transformarlo en un exquisito budín de pan. ¿Resultado? No quedó ni una miga. Espectacular.


Ingredientes
500gr de bizcochuelo de vainilla (puede estar relleno con dulce de leche)
1 litro de leche tibia
Ralladura de un limón
6 huevos
200gr de azúcar

Caramelo
1 taza de azúcar

Procedimiento
Romper el bizcochuelo en trozos pequeños con las manos y colocarlo en un bowl. Verter la leche en el bowl y mezclar con una cuchara de madera. Dejar descansar durante 1 hora.
Colocar 1 taza de azúcar en una flanera de metal de 30cm de diámetro. Colocar la flanera sobre el fuego de la hornalla y calentar el azúcar hasta que la misma se transforme en caramelo. Con mucho cuidado, girar el molde para que los lados y el centro se cubran de caramelo. Una vez cubierto el interior, retirar del fuego y reservar.

En otro bowl colocar los huevos y el azúcar. Batir hasta conseguir una textura espumosa. Agregar la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezclar.
Mezclar la leche con el bizcochuelo para integrar. Agregar la mezcla de huevo y batir nuevamente.

Verter la mezcla final en la flanera. Colocar el budín a baño maría en horno a temperatura moderada durante 1 hora. 

Retirar del horno, y dejar enfriar al menos 2 horas antes de desmoldarlo.

Tips BeeMyChef
El budín de pan tradicional se hace con pan e molde sin corteza. Se puede reemplazar los 500gr de bizcochuelo por 500gr de pan de molde.

Se puede incorporar pasas de uva remojadas en ron. En general los chicos prefieren sin, por eso esta versión no las incluye. :)

Para servirlo, en Argentina solemos acompañarlo con una cucharada de dulce de leche. Empalagoso pero espectacular.